Inicio Actualidad Noticias LA CRISIS... DE LAS PROPINAS
Panydul - Distribución de productos y masas congeladas en Burgos - Panadería, Bollería, Pastelería
LA CRISIS... DE LAS PROPINAS

Un 64% de los españoles admite haber recortado este tipo de dispendios

NOTICIAS - 15 de agosto de 2010

 

La crisis hace merma en el sector de la hostelería y de servicios. Mientras que en los países extranjeros las normas acerca de las propinas están «regladas», en España este tipo de remuneración a los trabajadores se está perdiendo. En el ámbito nacional existen tres tipos de clientes: los que siempre dejan propina, los que nunca la dan y los que opinan que los trabajadores tienen que «currársela».

La crisis... de las propinasLos usuarios de la mayoría de los países reconocen que la situación económica ha afectado a sus hábitos a la hora de dejar propina pero parece que los españoles son los que más lo están sufriendo ya que el que 64% afirmar haber reducido la cantidad y el 22% declara que ahora tiende a no dejar propina a nadie, frente al 8% de franceses, 4% de italianos y 2% de ingleses que confiesan que tampoco lo hacen.

En general, el viajero español se revela como un turista bastante exigente, ya que casi el 40% sólo deja propina si se han superado las expectativas. Eso sí, la propina sigue considerándose un agradecimiento, ya que sólo el 14% afirma haberla dado con antelación con el objetivo de obtener un mejor servicio y sólo el 7% afirma «sentirse obligado».

CAMAREROS Y LIMPIADORAS LOS MÁS BENEFICIADOS

A pesar de la situación económica, el 78% de los viajeros españoles deja propinas cuando está de viaje. La mayoría (73%) afirma hacerlo algunas veces y un 7% declara hacerlo siempre. De hecho, la mayoría de los viajeros se preocupa por conocer el sistema de propinas antes de viajar (86%) y varía la propina en función de las costumbres del país (68%).

De las personas que afirman dar propina y que lo hacen a varias personas, el 80% la dan a camareros, el 52% a limpiadoras y el 46% a taxistas. Los viajeros dan una media de 2 euros, excepto a los taxistas, a los que se les suele redondear, y los camareros, que suelen recibir algo menos del 10% del precio del servicio. Los motivos por los que se decide dar propina son varios pero los españoles valoran la amabilidad del personal (80%) y la limpieza (64%), aunque a veces basta con ser simpático, ya que el 89% afirma haber dejado propina únicamente por esa razón.

LOS MADRILEÑOS, LOS MÁS GENEROSOS

Preguntados por qué nacional consideran que son los más y los menos generosos, los viajeros españoles han respondidos que los más espléndidos son los americanos (36%), seguidos de los propios españoles (14%) y en tercer lugar los alemanes, según un 8%. En el extremo contrario y demostrando cierta dualidad, los propios españoles opinan en un 18% que son ellos los turistas menos generosos a la hora de las propinas, seguidos de los chinos (7%) y los franceses, según el 6,5% de los españoles preguntados.

Dentro de España, los encuestados confirman los estereotipos, ya que el 19% opina que los madrileños son los más generosos seguidos de los andaluces (10%), mientras que el 30% considera que los catalanes son los menos espléndidos.